Santa Julia Magna, inspiración y símbolo de una gran bodega argentina

Santa Julia Magna, inspiración y símbolo de una gran bodega argentina
Santa Julia Magna es manifiesto de la maestría vinícola de una de las bodegas de mayor tradición y prestigio en las icónicas tierras del vino en la provincia de Mendoza

Santa Julia Magna es una de las más finas expresiones del oficio vinícola de uno de los nombres de más prestigio y tradición en Argentina: Zuccardi. Es precisamente bajo las premisas de avanzada que han caracterizado a este clan vinícola que nace esta bodega en el corazón de Mendoza, la región emblemática de esta industria en aquel país. Hoy Santa Julia pone de manifiesto el conocimiento adquirido y la visión de una vitivinicultura contemporánea, dinámica, atenta a las tendencias del mercado, con esta edición de Santa Julia Magna Corte 2020.

Se trata de una cuidadosa selección de viñedos en una composición de 50% Cabernet Sauvignon, 40% Malbec, además de una proporción complementaria de Syrah. De acuerdo con el enólogo de la bodega, Rubén Ruffo, quien llegó a esta empresa en 1990, justo en la época en que Santa Julia realizaba sus primeras exportaciones, Santa Julia Magna, una de las expresiones premium de la bodega, se realiza a partir de una fermentación clásica con pre-fermentación en frío durante 5 días con levadura seleccionada entre 25-27º C.

Tiene una maceración de la piel durante 15 días con pigeage y delestage diarios. Cuenta con fermentación maloláctica, completado en tanques. La maduración se lleva a cabo en primer, segundo y tercer uso en barricas de roble francés durante 10 meses por separado antes del coupage final.
Santa Julia Magna es un vino de imponente presencia, ejemplo de la jerarquía que representa el Valle del Uco dentro del panorama de la vinicultura argentina, que resalta por su color rojo violeta, profundo y vivo con matices azulados.

Rubén Ruffo, enólogo de la bodega argentina, en los años 90

En nariz, destaca por sus notas de frutos rojos y negros como cerezas, casis, ciruelas y moras, integrados con los aromas de maduración en barrica como vainilla, tabaco y chocolate.
Ya en boca, es una agradable experiencia por su sedosidad en el paladar, su sólida estructura, con marcada presencia de frutos rojos, taninos agradables y dulces. Su graduación alcohólica es de 14.3 vol., con carácter y presencia, con personalidad y versatilidad para una gran variedad de encuentros gastronómicos con cocinas de todo el mundo.

Santa Julia Magna es una cuidadosa selección de viñedos en una composición de 50% Cabernet Sauvignon, 40% Malbec, además de una proporción complementaria de Syrah.

Expresión de un oficio generacional con una visión contemporánea

Santa Julia es una bodega que simboliza y mantiene firme la vocación de la familia Zuccardi por desarrollar empresas vinícolas que vayan de la mano con la evolución de la industria, el bienestar de la sociedad y la conservación del entorno natural: factores que han marcado la línea de acción de estos importantes empresarios del vino en Argentina.

Santa Julia nace precisamente en honor de Julia, la única hija de José Zuccardi. Julia es la única hija de José Zuccardi. Creada en su honor, Santa Julia representa un compromiso para alcanzar los niveles más altos de calidad, mediante prácticas sustentables que contribuyan al cuidado del medio ambiente y siendo útiles para la comunidad, expresa el manifiesto de la empresa.

Santa Julia es una bodega que se ha caracterizado por emprender proyectos de vanguardia en la evolución del sector vinícola argentino, con proyección internacional. Entre ellos destaca la inauguración a fines de los 90 de una pequeña bodega experimental para llevar a cabo micro vinificaciones de 3 mil y 5 mil kilos.

En 2001, fue la primer bodega en abrir un centro de visitas con un restaurante propio. Hoy el proyecto es dirigido por Julia Zuccardi. En 2004, se logra la primera certificación de viñedos orgánicos en una labor para producir vinos de la manera más natural posible. En 2013, dos de sus principales viñedos son certificados Fair For Life. Esto permite un más justo desarrollo de las actividades socio-económicas de los trabajadores.

www. santajulia.com.ar/

Rubén Hernández

En 2015, el Vatel Club México, una de las instituciones gastronómicas más prestigiadas de nuestro país, lo distinguió como el Mejor periodista gastronómico de 2014. Ha sido editor de suplementos especiales en periódicos como Reforma y El Universal, donde tuvo a su cargo la edición de los suplementos Buena Mesa y Menú, respectivamente. A lo largo de su carrera ha participado y colaborado en diversos periódicos, como Novedades, Unomásuno, El Sol de México, El Nacional, El Financiero, Diario Monitor y 24 Horas, entre otros. Asimismo ha publicado en distintas revistas y publicaciones especializadas como Claudia, Bon Vivant, Epicur, Catadores, Golf Tournament, Hedoné y Soy Chef.