La fresca revolución del jengibre

La fresca revolución del jengibre

En sintonía con el éxito que ha tenido Ginger Birra en el ámbito de la coctelería y el segmento premium de fermentados sin alcohol, la empresa Cultura de Bichos lanza ahora Ginger Birra Golden, una nueva variedad con sugerentes y originales notas de cúrcuma

La proyección como un producto versátil, de original y sugerente sabor, saludable y con la posibilidad de que la consuman personas de cualquier edad son elementos distintivos de Ginger Birra, a la que sus creadores, el biólogo Víctor Quintero y la diseñadora gráfica Mayra Gómez, de la empresa Cultura de Bichos, definen como “la primera ginger beer premium mexicana, una alternativa saludable y deliciosa, perfecta para tomarse sola o para crear cocteles sorprendentes”.

Los inicios de esta propuesta datan de 2018, y ya para 2019 esta bebida producida en Querétaro comenzaba a circular en algunos eventos. Tuve la oportunidad de probarla por aquel entonces en el Picnic in Blanc, de Vatel Club Querétaro, donde sorprendió a los asistentes por su frescura, sus notas originales con la provocación festiva del jengibre, su docilidad para ser combinada en coctelería; pero sobre todo por sus cualidades para beberse sola, a gusto, y hasta para darla a los niños, dado su nulo contenido de alcohol. Desde aquel entonces, la proyección de Ginger Birra ha estado en franco crecimiento, convirtiéndose en una bebida premium de gran aceptación dentro del ámbito de la mixología, además de ocupar un nicho especial en el terreno de los maridajes gastronómicos y sencillamente como una bebida con identidad propia, carácter premium, divertida y muy sabrosa para disfrutar en el relax y la convivencia.

Una bebida premium de gran aceptación dentro del ámbito de la mixología. Fotos Cortesía Ginger Birra

Como parte del éxito y del crecimiento de la marca, Víctor anuncia que en las próximas semanas se llevará a cabo el lanzamiento de una nueva variedad de Ginger Birra: la Golden Ginger Birra, “una bebida que te transporta a la selva tropical, gracias a sus notas florales, frutales y herbales. Es la primer bebida fermentada y sin alcohol a base de cúrcuma, gasificada naturalmente. Es rica en sedimentos, y gracias a eso se conservan los beneficios y sabor de cada ingrediente”.
Agrega que es una bebida muy versátil, en la misma sintonía que su predecesora, pero con notas originales que amplían el panorama de maridajes y combinaciones: Tiene aromas de naranja, mango y flores frescas. En boca brinda una sensación tersa y consistente, con un poco de picante. Es ideal para degustar sola y para romper el ayuno. Resulta perfecta para acompañar platillos mediterráneos y asiáticos. Mezcla muy bien con ginebra y tequila. Una expresión ideal es una Golden Mimosa.

“El proceso artesanal y la materia prima nacional son las bases de la marca. Está compuesta por 6.3% de jengibre de Puebla, limón de Veracruz, azúcar mascabado de San Luis Potosí y levaduras silvestres queretanas”

Víctor Quintero, de Cultura de Bichos

“Estamos muy contentos por la evolución que hemos tenido en los mercados nacionales, sobre todo con el apoyo de nuestros amigos bartenders, que la han recomendado, pero sobre todo la han utilizado como un producto único en sus propuestas de coctelería. Eso ha motivado, entre otras cosas, para que la gente nos busque. Por ejemplo, nos escribió la gente de Licorería Limantour para que estemos con ellos. Ha sido un apoyo invaluable el que hemos tenido de profesionales como ellos”, expresa Víctor Quintero.
Añade: “Ya pasamos el momento en que la gente se nos quedaba viendo, con el ceño fruncido, sin saber qué era el producto, para luego probarlo y descubrir sus sabores muy agradables. Ya nos conoce más gente y muy buena promoción entre los mismos consumidores. Prácticamente estamos en todo el país, a excepción de algunos estados como Chiapas, Oaxaca y algunos puntos del norte de México. Nuestros mayores consumidores están en la Ciudad de México“.

Su mezcla de sabores tropicales, picantes y dulces, con las notas denotativas del jengibre, ha gustado mucho a los consumidores mexicanos. Además, como advierte Víctor, es un producto fermentado sin alcohol con múltiples beneficios para la salud y bajo en azúcar. Es digestiva, desinflamatoria, antioxidante y libre de gluten. Se elabora en lotes de 120 litros en condiciones controladas para tener un producto óptimo y artesanal, expresa.

“Además de la coctelería, ha tenido un gran éxito en el tema de los maridajes. Va excelente con sushi, pastas, pizzas, paninis y ensaladas. Entre las armonizaciones más memorables que recuerdo está la Panacotta con Ginger Birra, preparada en QUINCE, en San Miguel de Allende. También va muy bien con mariscos de Mazatlán, y en maridaje con ostras”, comenta con entusiasmo Víctor Quintero.

Ginger Birra
IG: @gingerbirra
Email: [email protected]
Tel: 4428733855 / 4421524416
www. gingerbirra.com/

Rubén Hernández

Rubén Hernández es director general de Crónicas del Sabor. Periodista cultural con una amplia trayectoria en el ámbito gastronómico. Ha sido editor de suplementos especiales en periódicos como Reforma y El Universal, donde tuvo a su cargo la edición de los suplementos Buena Mesa y Menú, respectivamente. A lo largo de su carrera ha participado y colaborado en diversos periódicos, como Novedades, Unomásuno, El Sol de México, El Nacional, El Financiero, Diario Monitor y 24 Horas, entre otros. Asimismo ha publicado en distintas revistas y publicaciones especializadas como Claudia, Bon Vivant, Epicur, Catadores, Golf Tournament, Hedoné y Soy Chef. Actualmente es también coordinador de Comunicación de Vatel Club México y columnista de Gastrolab, de Heraldo de México.