Enfráscate en sabores sanos

Enfráscate en sabores sanos

Dulce y salado; salado y dulce; o agridulce, picosito, con todas las tesituras de sabores que envuelve los paladares mexicanos: el orden de los factores no altera la posibilidad un delicioso snack para las clases en la universidad, para la oficina, o para después de un buen rato de ejercicio en el gym. Cereales, fruta fresca o seca, preparaciones y ensaladas con pasta, pollo, carnes frías; así como las ingeniosas mezclas con yogur como producto base marcan la sintonia para los placeres cotidianos que pueden guardarse y transportarse en los nuevos recipientes Quickeep, de Libbey.
Un tándem de dos vasos de vidrio unidos por una segura y resistente tapa con banda elástica permite llevar dos opciones de alimentos para consumir a lo largo del día, con la mayor comodidad y la mayor seguridad de que no haya derrames en el caso de los productos líquidos.

Conoce 5 buenas razones para hacer de Quickeep uno de tus implementos favoritos para llevar tus snacks consentidos a tus distintas actividades diarias.

  1. Quickeep consta de dos vasos con el tamaño adecuado para contener y transportar fácilmente que snacks de tu preferencia, sin riesgo de que se mezclen o que haya un derrame, siguiendo las indicaciones de uso. Pueden llevarse en tu backpack o en tu bolsa, de manera que a lo largo del día disfrutes alimentos que te brinden energía en el trabajo, el estudio o el deporte.
  2. Acorde con la propuesta de Libbey, el Quickeep consta de recipientes de vidrio de alta calidad: conserva la comida fresca, no guarda olores y sabores; además de que es de fácil limpieza e incluso puede colocarse en el lavavajillas. El vidrio ofrece ventajas frente al plástico: no desprende partículas tóxicas cuando se calienta y es libre de materiales pesados.
  3. La serie Quickeep tiene tapas de varios colores. Son empaques seguros, fáciles de manipular y precisamente esa variedad de colores les da una nota divertida que hace que estos implementos sean coleccionables, además de muy lucidores a la hora de tomar un refrigerio en el trabajo o luego de una intensa sesión de ejercicio. Es una nota de estilo que no pasa inadvertida.
  4. Los vasos fáciles de guardar, ya que son apilables; precisamente por eso, además de su tamaño, puede acomodarse con toda comodidad en algún anaquel de la cocina o de nuestra oficina. El plástico de la tapa está libre de BPA y es fácil de lavar.
  5. Quickeep puede adquirirse fácilmente en supermercados como Walmart y tienen un precio muy accesible que lo hace un implemento que además de práctico y seguro tiene un estupendo precio. Puede adquirirse a un costo de alrededor de 70 pesos por unidad.

www.libbey.mx/

Rubén Hernández

En 2015, el Vatel Club México, una de las instituciones gastronómicas más prestigiadas de nuestro país, lo distinguió como el Mejor periodista gastronómico de 2014. Ha sido editor de suplementos especiales en periódicos como Reforma y El Universal, donde tuvo a su cargo la edición de los suplementos Buena Mesa y Menú, respectivamente. A lo largo de su carrera ha participado y colaborado en diversos periódicos, como Novedades, Unomásuno, El Sol de México, El Nacional, El Financiero, Diario Monitor y 24 Horas, entre otros. Asimismo ha publicado en distintas revistas y publicaciones especializadas como Claudia, Bon Vivant, Epicur, Catadores, Golf Tournament, Hedoné y Soy Chef.